Noticias

 

La moción presentada por EHBildu para poner una querella que condene el alzamiento franquista de 1936 y por la defensa de las víctimas, ha sido aprobada por unanimidad.

Moción:

Se acaba de cumplir el 80 aniversario del alzamiento franquista del 18 de julio de 1936. La sublevación, apoyada por la Alemania nazi y el fascismo italiano se dió contra la República democráticamente instituida el 14 de abril de 1931 y el Gobierno Vasco elegido legítimamente. Fue un alzamiento fascista llevada a cabo contra la democracia y el pueblo, que tuvo por objeto el extermino de todas aquellas personas, grupos sociales, políticos o culturales contrarios a la ideología nacional católica que inspiraba a los golpistas.

Dicho alzamiento dio lugar a una dictadura que, en forma sistemática vulneró los más elementales derechos humanos durante las siguientes décadas: desapariciones, fusilamientos, ejecuciones sumarias, torturas en campos de concentración, batallones de trabajos esclavos, cárceles, cuarteles, comisarías, detenciones arbitrarias, exilio, persecución… Hasta ahora, esas víctimas permanecen en el olvido. No han sido reparadas por la justicia y los responsables de este drama no han sido objeto de investigación, menos aún de procesamiento o castigo. Esta inaudita y bochornosa situación no puede continuar. No afecta solo a las víctimas o sus familiares. Concierne a la sociedad en su conjunto y más aún a las instituciones representativas. Es a los ayuntamientos, la institución más próxima a la ciudadanía y, con ello, a estos hechos y vivencias trágicas, a sus vecinos y vecinas víctimas, quienes en mejores condiciones se encuentran para defender los intereses y promover los derechos de su ciudadanía. ¿Cómo no reaccionar ante actos sistemáticos de terrorismo de estado practicado por quienes asaltaron las instituciones democráticas mediante crímenes de lesa humanidad?

Se nos ha intentado convencer de que obstáculos jurídicos insalvables impiden la acción de la justicia. Es exactamente al revés: no solo nada lo impide, sino que vedar el derecho básico de acceso a la justicia constituye una manifiesta y clamorosa ilegalidad, contraria a toda obligación internacional.   

Invocando dichas disposiciones internacionales, la administración de justicia española ha investigado crímenes contra la humanidad cometidos en distintos lugares del mundo, aunque en todos los casos fueron menos masivos y con menor permanencia en el tiempo de su comisión que los del franquismo. Sin embargo, se ha negado, hasta ahora, a investigar estos últimos mediante argumentos insostenibles que traicionan la clara doctrina que ha establecido al respecto.

Ello ha motivado que las víctimas hayan tenido que recurrir en defensa de sus derechos a instancias internacionales. Tanto la denominada querella argentina contra los crímenes del franquismo como las múltiples resoluciones de repudio y condena a la impunidad por parte de diversos organismos que componen el Consejo de Derechos Humanos de la Naciones Unidas, cumplen un papel fundamental en el reclamo de verdad, justicia y reparación. Pero son insuficientes: es necesario terminar aquí y ahora con la impunidad del franquismo. Para transitar ese camino, como decíamos, es fundamental que las instituciones públicas asuman como propia la tarea de promover la acción de la justicia.
En ese sentido, es muy loable la actitud de muchos consistorios municipales de Euskal Herria, donde, con el apoyo de la mayoría de los grupos políticos que los conforman, se aprobaron mociones a favor de la Querella argentina contra los crímenes del franquismo.

Por ello pensamos que es decisivo el rol que pueden y deben tener los ayuntamientos haciéndose parte en el proceso judicial argentino; impulsando también querellas criminales ante los juzgados de instrucción locales para que investiguen todo lo ocurrido en su municipio; y apoyando a los vecinos víctimas en las acciones que se propongan emprender.

Por todo ello, el Pleno del Ayuntamiento aprueba la siguiente disposición:

1ª Este Ayuntamiento denuncia el alzamiento militar del 18 de Julio así como la guerra de 1936 y el posterior régimen dictatorial franquista.

2ª Este Ayuntamiento seguirá amparando a las victimas y sus familiares con el objeto de hacer perdurar su memoria y velará por que no se de ningún tipo de expresión ni legitimación del régimen franquista.

3ª Este ayuntamiento interpondrá querella criminal ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nº 1 de Buenos Aires – Argentina, dentro de la ya abierta Causa 4591/10, a efectos de que por parte de éste se investiguen los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista que afectaron a los vecinos de este Municipio, se determinen las circunstancias en que  fueron perpetrados, quienes fueron sus responsables directos y mediatos y, en su caso, se proceda a su imputación, procesamiento, juicio y condena.

A la querella se acompañará un anexo que contendrá: relación nominal de las víctimas, edades, profesiones, fecha en que se produjo el crimen, tipo de delito que sufrieron y consecuencias del mismo.

4ª  Asimismo, interpondrá querella criminal ante los Juzgados de Instrucción de nuestra ciudad o de la Comarca a efectos de que, por parte de éstos, se investiguen los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista que afectaron a los vecinos de este Municipio, se determinen las circunstancias en que  fueron perpetrados, quienes fueron sus responsables directos y mediatos y, en su caso, se proceda a su imputación, procesamiento, juicio y condena. De la misma manera, se ofrecerá consejo y asistencia material y jurídica a los vecinos de este Municipio que quieran presentar denuncias o querellas por ser víctimas directas o familiares de víctimas del franquismo.