Noticias

 
  • Estos estudiantes de Primaria y Secundaria han participado en la cuarta edición del programa Actívate+, una iniciativa de la Diputación Foral de Bizkaia para el fomento de la participación ciudadana a favor de la sostenibilidad que cuenta con la colaboración del Gobierno Vasco, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, el Consorcio de Transportes de Bizkaia, el Grupo Eroski y Metro Bilbao.
  • Esta iniciativa se basa en el Global Action Plan–Programa de Acción Global (GAP), un programa internacional auspiciado por Naciones Unidas, basado en un enfoque positivo, ideas sencillas y acciones prácticas.
  • Las y los estudiantes pertenecen a 19 centros de Busturialdea-Urdaibai, Mungialdea, Txorierri, Erandio, Getxo y Leioa y han trabajado en dos módulos: uno cuyo objetivo es reducir el consumo energético y otro que tiene como finalidad reducir la producción de residuos, mejorar su gestión y adoptar nuevos criterios de compra más sostenibles.

Leioa, 6 de junio de 2016. Más de 200 escolares de Primaria y Secundaria de 19 centros de nuestro Territorio han recibido hoy un reconocimiento al trabajo que han realizado durante este curso dentro del programa Actívate+, una iniciativa de la Diputación Foral de Bizkaia para fomentar la participación ciudadana a favor de la sostenibilidad en la que colaboran  el departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, el Consorcio de Transportes de Bizkaia, el Grupo Eroski y Metro Bilbao. A través de las iniciativas que han desarrollado, estos estudiantes han logrado reducir en un 5% de media el consumo energético en sus centros (en uno de los casos la reducción ha alcanzado el 20%) y han conseguido una menor producción de residuos, un incremento de la recogida selectiva y la adopción de nuevos criterios para gestionar las compras de manera más sostenible.

En un acto celebrado en Leioa y en el que han participado la Diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta; el Director foral de Medio Ambiente, Unai Gangoiti; el Director de Medio Natural y Planificación Ambiental del Gobierno Vasco, Alexander Boto; y el presidente de GAP Internacional, Carlos Oppe, las y los alumnos han recibido un diploma acreditativo de su participación en alguno de los dos módulos en los que se organiza el programa. 

Además, se han entregado los premios a los trabajos seleccionados por el jurado de entre los realizados en estos 19 centros escolares de Busturialdea-Urdaibai, Mungialdea, Txorierri, Erandio, Getxo y Leioa.

En concreto, se han entregado los siguientes galardones:

Módulo de Compra-Residuos
Premio Centro
1er premio: Visita guiada a Urdaibai Bird Center
(otorgado por la Diputación Foral de Bizkaia)
Sta. Mª del Socorro – Mertzede Ikastetxea
2º premio: Visita a Getxo Aquarium
(otorgado por la Diputación Foral de Bizkaia)
Eleizalde Ikastola
3º premio : Visita guiada al sifón de Deusto
(otorgado por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia)
Jose Mª Uzelai Herri Ikastetxea
Mención especial al centro escolar que ha obtenido mejores resultados: Visita al parketxe de Urkiola
(otorgado por la Diputación Foral de Bizkaia)
Montorre LHI
Mención escolar a la campaña de comunicación más espectacular: Visita guiada a Venta Alta
(otorgado por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia)
Mundaka LHI

Módulo de Energía
Premio Centro
1er premio: Visita a las instalaciones de Metro Bilbao y viaje en cabina (Otorgado por Metro Bilbao) CEIP Lezama HLHI
2º premio: Visita al parketxe de Armañón
(otorgado por la Diputación Foral de Bizkaia)
Larrabetzuko eskola
3er premio Vista al parketxe de Gorbeia
(otorgado por la Diputación Foral de Bizkaia)
CEIP Larrañazubi HLHI
Mención especial al centro escolar que ha obtenido mejores resultados: Visita guiada a Galindo
(otorgado por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia)
Txomin Aresti LHI
Mención escolar a la campaña de comunicación más espectacular: Visita guiada a GARBIKER
(otorgado por la Diputación Foral de Bizkaia)
Artatza-Erromo BHI

Programa Actívate+

El programa Actívate+, que este año cumple su cuarta edición, se basa en el Global Action Plan–Programa de Acción Global (GAP), un programa internacional auspiciado por Naciones Unidas, basado en un enfoque positivo, ideas sencillas y acciones prácticas.

En el caso de los centros escolares, consta de dos módulos: el de energía, que tiene como objetivo reducir el consumo energético a través de la racionalización del uso de la energía; y el de compra-residuos, con el que se pretende reducir la producción de estos residuos, mejorar su gestión y adoptar nuevos criterios de compra más sostenibles.

En esta edición, nueve de los centros, pertenecientes a Txorierri y a los municipios de Getxo y Leioa, han trabajado en el módulo de energía. Su alumnado ha realizado una auditoría inicial, partiendo del análisis de los contadores y, posteriormente, ha escogido entre 7 y 8 aulas para comprobar qué luces y dispositivos quedan encendidos cuando están vacías. Con esos datos y las entrevistas que han realizado con los responsables de mantenimiento de sus respectivos centros para conocer detalles de la gestión energética, cada equipo ha desarrollado un paquete de medidas correctoras, que han comunicado al profesorado, al personal no docente y a sus compañeras y compañeros a través campañas de comunicación que ellos mismos diseñan.

Después de implantar esas medidas correctoras, el equipo realiza una segunda auditoría comparando los datos obtenidos en ella con los recogidos en el primer análisis de situación realizado. En esta edición, en general, las acciones propuestas por estas y estos alumnos han generado un uso más eficiente de la energía en la totalidad de los centros, con una media en la reducción de su consumo del 5%, si bien en un caso esa disminución del consumo energético alcanzó el 20%.

En el módulo de residuos, en el que han trabajado diez de los centros (los pertenecientes a Busturialdea-Urdaibai y Mungialdea), los equipos han seguido un procedimiento similar, con dos auditorías en las que se ha comprobado que ha habido unos resultados muy satisfactorios: menor producción de residuos, un incremento de la recogida selectiva y la adopción de nuevos criterios para gestionar las compras que realizan los centros escolares de forma más sostenible.

En el ámbito de los hogares, la campaña está todavía abierta y quienes deseen participar tienen a su disposición una web específica con herramientas simples y efectivas para abordar los temas de la compra y los residuos, del agua, la energía y la movilidad. A esta plataforma se accede a través de las diferentes páginas webs de los ayuntamientos y mancomunidades que participan o a través del portal www.bizkaia21.eus, consultando el apartado Actívate+.

Una vez que la persona se registra, la plataforma evalúa mediante unas sencillas cuestiones la sostenibilidad de sus hábitos cotidianos. Realizada dicha evaluación, se destacan los aspectos en los que se puede incidir para mejorar la influencia negativa que estas rutinas tienen en el entorno, utilizando para ello unos prácticos manuales informativos. Al término de cada fase, las y los participantes en la sección dirigida a los hogares participan en un sorteo de premios, como IPads, bicicletas, estancias en casas rurales, lotes de libros o visitas guiadas a lugares emblemáticos de Bizkaia.

Balance de las tres primeras fases
La implicación de otros 42 centros escolares en las tres fases anteriores ha logrado un ahorro anual en ellos de casi un 20% en el consumo de energía y la disminución de las emisiones de CO2 en 2 toneladas. Además, al acabar el programa, la mayoría de los centros mejoró la recogida selectiva y redujo la generación de algunos tipos de residuos. Asimismo, estos colegios modificaron algunos sus criterios de compra sostenible para reducir la cantidad de residuos producidos, por ejemplo incrementando los productos de comercio justo o los que tienen envases más grandes para evitar el sobre-envasado, así como comprando tazas y vasos reutilizables.

En el caso de los hogares, hasta la fecha el programa Actívate+ se ha desarrollado en 73 municipios, en los que ha participado un total de 1.500 hogares. Entre los resultados obtenidos destacan el ahorro de un 5,8% en el consumo de energía y de un 2,9% en el de agua y la reducción de un 1,9% en la generación de residuos y de un 1,7% en las emisiones de CO2 debido al cambio en los hábitos de movilidad.